“La institución es viable y con gran futuro, aunque todavía hay desafíos”: Claudia Da Cunha

Martes, 23 Abril 2019 20:59
Valora este artículo
(4 votos)

COMPARTIR:

La rectora dijo durante su rueda de prensa que se sigue trabajando por la total recuperación de la universidad. La rectora dijo durante su rueda de prensa que se sigue trabajando por la total recuperación de la universidad. Foto: Uniautónoma

Por: Vivian Salas

 

La rectora de Uniautónoma, Claudia Da Cunha Tcachman, entregó un balance a los medios de comunicación este martes en las instalaciones de la institución.

 

La rectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Claudia Da Cunha Tcachman, destacó que los ingresos que recibe la universidad por conceptos de matrícula son suficientes para solventar los gastos de operación de la misma, pero a raíz de la crisis financiera de la que se está recuperando la institución, los excedentes de operación, por el momento, se están destinando a cubrir las acreencias laborales anteriores. No obstante, se diseñó un modelo de largo plazo que permitirá mantener las inversiones en calidad para conservar los registros calificados y acreditaciones de alta calidad que posee la universidad, mientras se pagan las deudas dentro de los plazos que están por definirse junto con el plan de pagos.

Durante la jornada, la rectora tocó cuatro puntos claves que permiten ubicarse sobre la situación actual de la universidad. En primera instancia resaltó los innumerables logros de la institución a lo largo de sus 52 años de trayectoria educativa, en los que con sus 48 programas académicos (24 de pregrado y 24 de posgrado) ha contribuido en los procesos de cobertura educativa de alta calidad y pertinencia que ayudan a los profesionales a formarse para convertirse en ejes de transformación social, tanto así, que obtuvo el quinto lugar a nivel nacional en el indicador Sapiens, el único reconocido por Colombia ante el observatorio internacional IREG, en el cual se clasifican las mejores Instituciones de Educación Superior (IES) colombianas según indicadores de investigación.

Posteriormente, Da Cunha desglosó el modelo de gestión que se ha llevado a cabo desde el 1 de junio de 2018, luego de su nombramiento como rectora encargada el 19 de abril del mismo año. Bajo los estatutos de la ley 1740 de 2014 y la constante supervisión del Ministerio de Educación, se contempló un plan de mejoramiento que reúne las tres E: eficiencia, eficacia y efectividad; con el cual se comenzó a subsanar la situación de la universidad, diseñando las estrategias necesarias para darle solución a los 57 hallazgos encontrados a raíz de la crisis, de los cuales solo quedan 11 por resolver, es decir, se han solucionado 46 problemas que le impedían a la universidad prestar un servicio de calidad. Debido a los problemas de seguridad informática, derecho concursal, y los constantes colapsos en la plataforma económica deficiente que se tenía, se buscaron los estados financieros y se depuró la contabilidad de la institución de la mano de la firma Delloite, la cual ha guiado todo el proceso económico mediante el cual se diseñará el plan de pagos para este año.

Mediante las líneas estratégicas que se han manejado durante todo el proceso de recuperación con el gobierno corporativo, las cuales corresponden al PDI y el Plan de Mejoramiento aprobado por el Ministerio de Educación, la situación laboral de la universidad se ha regulado. Luego de iniciar el desembargo de algunos recursos y demás operaciones financieras de la universidad, se hicieron compromisos y acuerdos de pago con los trabajadores, y todos los pagos vencidos (seguridad social, cesantías, pagos mensuales) lograron saldarse antes de marzo de este año, y desde junio del 2018 recibieron el pago mensual de su salario de manera oportuna.

Otras de las inversiones que realizó la institución fueron las de los equipos de climatización en el bloque de posgrados, el cual contempla 94 salones en los que se atienden 3.290 estudiantes; la adquisición de una red nacional con base de datos especializadas (en total 8) las cuales cuentan con 40.000 libros electrónicos de todas las áreas del conocimiento a disposición de los estudiantes; y las mejoras en equipos electrónicos e instrumentos en los laboratorios de la universidad.

En el primer año de gestión con la rectora Da Cunha, el cual encierra los periodos académicos 2018-02 y 2019-01, se tuvo una inversión de 33 mil millones de pesos, y los ingresos alcanzaron los 80 mil millones de pesos, de los cuales 60 mil millones corresponden a los ingresos por matrícula, 29 mil millones durante el 2018-02 y 31 mil millones en el 2019-01; y 14 mil millones se obtuvieron por cursos adicionales y de extensión.

Los primeros recursos fueron producto de la liberación de algunos embargos, esto permitió acceder a cerca de 7 mil millones de pesos, capital con el cual se comenzó a saldar deudas con los trabajadores. Y entre los recursos que aún faltan por ingresar a la universidad se encuentran 5 mil millones que corresponden a la cartera estudiantil de 2019 y cerca de 2 mil millones que no han sido liberados de procesos judiciales. El 88% del capital total se destinó a gastos en personal y el 12% a gastos operacionales como servicios e insumos para la institución.

A pesar de todo, la excelencia académica se ha mantenido en la institución, se ha cumplido con los calendarios académicos establecidos, y el 100% de los cursos se han dictado con normalidad. Además, se reactivaron convenios con Colciencias, y se dio la redinamización del consejo académico y los comités curriculares.

“Partiendo del reconocimiento de nuestro pasado, nuestro lema de fundación de ciencia para el progreso sigue vigente y activo en nuestra universidad, y los indicadores en materia de ciencia y tecnología, y los de absorción laboral de nuestros profesionales así lo demuestran. Por esta razón, seguimos trabajando en la formación y promoción de nuestro talento humano, al igual que en la construcción de ambientes innovadores de enseñanza y aprendizaje con estas fortalezas tecnológicas, y en el proceso de consolidación de nuestra identidad deportiva”, expresó la doctora Claudia Da Cunha.

En la prospectiva para este nuevo año de gestión bajo la dirección de la rectora, se tiene la acreditación institucional, se continuará con los procesos de reacreditación para los programas que ya gozan de este beneficio, se incorporarán nuevos programas y se retomarán los procesos para alcanzar la acreditación como institución; las nuevas ofertas de posgrados, dos a nivel de doctorado y una a nivel de magíster y especialización; los proyectos de investigación, de emprendimiento y de impacto social enfocados concretamente en la región Caribe colombiana.

En relación con innovación, ciencia y tecnología, durante los últimos meses, la universidad ha registrado 11 patentes en la Superintendencia de Industria y Comercio, de las cuales 3 han sido aprobadas y se encuentran en proceso de salir al mercado para brindarle a la sociedad soluciones importantes; y por último, la movilidad y alianzas internacionales que le permitan a los estudiantes cursar semestres académicos en otros destinos.

La rectora finalizó su intervención asegurando que “todo esto lo hemos logrado con el trabajo decidido y comprometido de cada uno de los miembros de esta comunidad. Y nuestro objetivo es mantener la universidad en los niveles de excelencia por los que se ha caracterizado durante sus 52 años de trayectoria”.

Visto 76 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2019 22:16

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Lo más leído Barranquilla