Vendedores ambulantes en Barranquilla van de mal en peor

Miércoles, 15 Mayo 2019 16:43
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

Vendedores ambulantes en Barranquilla van de mal en peor Foto: El Comunicador

Según el Dane, los trabajadores informales suman casi el 57% de quienes trabajan en Barranquilla: la informalidad va en aumento, y cada día las calles se llenan más de vendedores ambulantes que buscan sobrevivir. Sin embargo, las nuevas políticas públicas atacan esta forma de trabajo, la cual se ha vuelto insostenible.

La situación es crítica. Según el diario La Libertad, vendedores que antes conseguían de 60 a 70 mil pesos diarios hoy a duras penas consiguen 25 mil. Las personas ya no consumen tanto de este tipo de ventas, por lo que su economía se ha visto gravemente afectada. Esta caída se debe, en gran parte, al código de policía, que vela por la no ocupación de los espacios públicos; aunque ha recibido numerosas críticas por lo que muchos consideran una norma atentatoria contra el derecho al trabajo.

Hace unos años, las nuevas políticas instauradas en el código de policía tomaron por sorpresa a los trabajadores informales al castigar su labor como mal uso del espacio público. Pero no solo se sanciona a los vendedores, sino también a los clientes; las personas que compren de puestos informales también recibirían una multa.

Según información oficial del Registro Nacional de Medidas Correctivas de la Policía Nacional, durante el primer año y medio de implementación del código de policía se aplicaron 2 millones de medidas correctivas, donde más del 40% fueron multas, seguida de la destrucción del bien (22%). A pesar de su corte preventivo, priman las sanciones. En consecuencia, el miedo reduce la economía informal y deja vulnerables a los trabajadores.

El diario La República afirma que, muchas veces, la caída de vendedores ambulantes no se debe a mejoras en las condiciones laborales, sino a que la mayoría de las personas abandonan el mercado laboral. En Barranquilla, donde el trabajo informal se vuelve una necesidad por falta de estudio (y empleo), por lo que una disminución en la informalidad podría representar un aumento desmesurado no solo del desempleo sino también de la delincuencia, según expertos.

Visto 113 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Lo más leído Barranquilla