Imprimir esta página

Jesús Santrich, ¿libre por ser congresista electo?

Jueves, 30 Mayo 2019 19:38
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

Jesús Santrich, ¿libre por ser congresista electo? Excomandante de las FARC, Jesús Santrich, saliendo de la prisión La Picota, en Bogotá.

El exjefe guerrillero Jesús Santrich fue dejado en libertad el pasado 29 de mayo, por orden de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Las altas cortes finiquitaron la discusión sobre su captura, apelando que la Fiscalía no estaba en lugar de hacerlo, pues Santrich aún conserva sus privilegios como congresista.

La Sala Plena del Consejo de Estado mantuvo su investidura como congresista exponiendo que Santrich, elegido por el partido político de las FARC, no pudo posesionarse como congresista debido a su captura con fines de extradición por parte de la justicia estadounidense. Según el Consejo, el exguerrillero es congresista electo, con posibilidades de conseguir una curul en la Cámara de Representantes. Esto implica que Santrich es un aforado constitucional y que, por lo tanto, debe ser procesado penalmente por la misma Corte Suprema de Justicia.

La Corte ya expidió una boleta de libertad para que el exjefe de las FARC sea liberado. El alto tribunal lo dejó libre porque considera que los funcionarios que ordenaron su captura "no tenían competencia para su aprehensión y legalización", afirma El Tiempo.

Los abogados de Santrich argumentaron que su caso no podía seguir en manos de la jueza que declaró legal su captura; en cambio, al ser un funcionario con fuero, es responsabilidad de la Corte Suprema. El alto tribunal ordenó que el caso sea trasladado a la Sala Especial de Instrucción de la Corte, la cual deberá llevar su investigación por narcotráfico.

Si el Consejo Nacional Electoral reconoció el nombramiento de Seuxis Paucias Hernández Solarte como congresista y, además, el Consejo de Estado negó la pérdida de tal investidura a pesar de no posesionarse en la fecha indicada (debido a razones ajenas a su voluntad), se desconocería la dignidad del cargo que la persona conlleva al permitir que autoridades diferentes a la Corte Suprema de Justicia puedan investigarlo, juzgarlo o afectarlo con medidas restrictivas de la libertad, sin importar que las conductas que se le atribuyan no tengan relación alguna con las funciones”, sostienen los magistrados.

Si la controversia era grande antes, ahora ha rebosado el vaso. Está claro que un funcionario público posee beneficios legales, pero el caso Santrich deja al descubierto hasta qué punto llegan los privilegios de los congresistas: su fuero inicia desde el reconocimiento de la Corte Nacional Electoral, y no desde que empiezan sus funciones. Es así como ninguna medida provisional puede afectarlo.

“La solemnidad de la posesión en los congresistas es un requisito para ejercer las funciones de la investidura. Sin embargo, no da lugar al reconocimiento o constitución de la dignidad, pues este atributo debe estar materializado antes de aquella”, afirmó la Corte Suprema.

Una vez en libertad, el exguerrillero tachó de “montajes judiciales de la Fiscalía y la DEA” a las denuncias en su contra.

Yo tengo un compromiso ineludible con el sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición que quiero ratificar. Tengo un compromiso con la JEP. Hoy he hecho un compromiso con las altas cortes para ayudar a que se esclarezca cualquier duda que exista sobre mi conducta”, aseguró Jesús Santrich.

Visto 55 veces