Santrich no aparece

Lunes, 01 Julio 2019 13:14
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

Santrich no aparece Foto: Cortesía El Colombiano

Por: Luis Ramos Palacín

 

Cuando la Unidad Nacional de Protección (UNP) anunció el pasado domingo que alias “Jesús Santrich”, exguerrillero y ahora representante a la Cámara por el partido FARC, había abandonado su esquema de seguridad y que hasta el momento su paradero era desconocido, se prendieron las alarmas en el país.

La UNP informó lo anterior a través de un comunicado. En el mismo, el organismo de seguridad aseguró que lo último que se supo del exlíder guerrillero era que se encontraba en Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, corregimiento San José de Oriente, municipio de La Paz, Cesar. Su esquema de protección —confirmó la UNP— estaba conformado en su mayoría por personas de confianza del partido FARC, conforme al Acuerdo de La Habana.

Antes de abandonar a sus escoltas, Santrich al parecer dejó una carta manuscrita en su habitación. “Chatica, me fui a pasar la noche con un hijo menor”, dice la nota en el papel cuadriculado, “pero no quiero montonera en su casa, así que cuando lleguen a Valledupar llamen a Daniel y me recogen. Estaré listo a las 8:00”.

Las autoridades no han podido verificar si el congresista está realmente en Valledupar. Más aún: no han podido verificar si, en realidad, esa carta la firmó él.

 

“Lo querían eliminar”

El mismo domingo se pudo conocer que Zeuxis Pausias Hernández Solarte —nombre de pila de “Jesús Santrich”— asistiría a un homenaje que, en el Rincón Latino, al sur de Barranquilla, le rendiría el Movimiento Ciudadano, cuyo líder es el “Cura” Bernardo Hoyos Montoya. Sin embargo, poco antes del inicio del recibimiento llegó el aviso de que Santrich ya no se presentaría.

“Ayer (el sábado) estaba todo seguro, pero la información, creo que de la seguridad venezolana, era que lo querían eliminar a la entrada o a la salida de Barranquilla”, dijo Hoyos a Noticias uno, añadiendo que el representante a la Cámara había hecho “muy bien en salir del esquema de seguridad” y buscar un lugar seguro donde su vida estuviera “garantizada”. “Yo creo que, por ahora, él tiene que defender su vida”, manifestó asimismo el exsacerdote que, por dos períodos, fuera el alcalde de la capital del Atlántico.

Las autoridades no han podido verificar si el congresista está realmente en Venezuela. Más aún: no han podido comprobar si la versión de Hoyos es o no verídica. El partido FARC tampoco la ha confirmado, pero hay quienes ven una correlación entre aquella versión y el trino que hizo Jesús Santrich el pasado 29 de junio en su cuenta oficial de Twitter (@JSantrich_FARC):

Anoche nos reunimos  con la subdirección con la UNP encargada de nuestra protección. Preocupación por los asesinatos y por el clima de odio y estigmatización promovido desde el Gobierno”.

Desde la firma del acuerdo de paz en La Habana, estampada el 26 de septiembre de 2016, han sido asesinados 130 exguerrilleros de las Farc; 20 de ellos perdieron la vida en lo que va corrido de este año.

 

El otro comunicado

El comunicado de la UNP finalizaba solicitando al partido FARC “colaborar para restablecer lo más pronto posible las medidas de protección que le corresponden al señor Santrich en su condición de parlamentario”.

Como respuesta, FARC compartió en la mañana de este lunes otro comunicado en el que le extiende una invitación al congresista para que dé información sobre su paradero y reafirme así los “compromisos adquiridos en sus años de militancia y en virtud del Acuerdo de Paz”.

“En el caso de Santrich, nuestro partido le ha brindado su respaldo y solidaridad necesaria (sic), así como la exigencia de que se le respeten los principios básicos del debido proceso y la presunción de inocencia. Al mismo tiempo, en distintos pronunciamientos hemos dicho que si algún militante decide ponerse al margen del proceso, o, luego de la entrada en vigencia del Acuerdo, asume conductas que lo pongan fuera de la ley, debe asumir las consecuencias, tal como está redactado en el texto que firmamos con el Estado”, culmina el comunicado de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

 

¿Qué pasaría si no aparece?

Las medidas de protección que le conciernen a Santrich no le imposibilitan moverse con libertad por todo el territorio colombiano, pero sí le impiden movilizarse por su propia cuenta y sin compañía de los escoltas que le asignó la UNP, dado que se trata de un protegido de alto riesgo. Su presunta fuga representa una violación a los protocolos de seguridad establecidos por el organismo de seguridad.

Santrich se encuentra en libertad desde el pasado 29 de mayo, luego de que la Corte determinara que, por ser un aforado constitucional, debía ser la Corte Suprema de Justicia la que se hiciera cargo de su caso —cabe recordar que fue acusado de haber conspirado para el envío de 10 toneladas de cocaína a los Estados Unidos—, pero mantener esa condición depende de si asiste a las diligencias establecidas por el alto tribunal, empezando por la audiencia indagatoria que tiene programada en la Corte el próximo 9 de julio. Si Santrich no asiste a dicha audiencia o no presenta una justificación para no asistir, podría librarse una orden de captura en su contra, sin mencionar el proceso disciplinario que podría enfrentar por abandono del cargo en su condición de representante a la Cámara.

Antes de partir hacia Panamá, donde asistirá a la posesión del presidente electo Laurentino Cortizo, el presidente Iván Duque también se refirió sobre caso. “Yo espero que este sujeto se presente ante la justicia con el llamado que tiene, porque eso ha sido por una decisión de los altos tribunales. Pero si pretende eludir la justicia de Colombia y burlarse de ella, aquí estará el Estado de derecho para hacerse respetar”.

Si bien es cierto que hay un temor por la seguridad del congresista, también existe el temor a la conjetura manifestada por el presidente: que Santrich haya seguido el ejemplo los exjefes de las Farc Iván Márquez, el "Paisa" y "Romaña", quienes también abandonaron a sus escoltas, dejaron de asistir a la Jurisdicción Especial para la Paz y hasta el momento no han dado aviso acerca de su paradero.

 

Visto 56 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Julio 2019 11:13

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.