Hace nueve años, la Perla del Sinú comenzó su transformación urbanística, la creación de parques, centros comerciales, edificios, entre otros atractivos turísticos, ha hecho que el índice de turismo aumente, lo que beneficia a los habitantes por el mejoramiento de la economía. A su vez, el aprovechamiento del río Sinú ha permitido que esta ciudad sea catalogada como ejemplo de desarrollo sostenible.

Publicado en Colombia