×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: media/k2/galleries/305

Imprimir esta página

Una joya que se pule tras los pedales

Viernes, 24 Mayo 2019 09:52
Valora este artículo
(1 Voto)

COMPARTIR:

Sharid saltando en la pista, Daniel Eduardo Barragàn. Sharid saltando en la pista, Daniel Eduardo Barragàn. Foto: Zilenty Montoya.

Con tan solo trece año, Sharid saltarà este sabado por la presea dorada en los Panamericanos.

Son las 4:30 de la tarde. Rodeada por los medios de comunicación como una estrella, estaba ella, andando su bicicleta, tranquila, como si tuviera muchos años de experiencia en la gran pista de bicicrós, Daniel Eduardo Barragán. Pedaleaba muy fuerte como si quisiera alcanzar algo en ese mismo instante. Una gota de sudor dejaba caer de su rostro, era la clara muestra de que llevaba por lo menos más de dos horas entrenando. Ahí estaba con ganas de seguir y no parar, es ella: Sharid Fayad, la niña de apenas trece años ganadora de múltiples títulos tanto nacionales como internacionales a nivel profesional de BMX. Se preparaba fuerte de cara al Panamericano en Sao Paulo, Brasil, otra competencia en la lista de la niña que cambió las muñecas por las bicicletas.

El 10 de agosto de 2012, el día en que Mariana Pajón alcanzó la primera medalla de oro para el bicicrós y la segunda para Colombia en unos Juegos Olímpicos, Sharid, quien apenas alcanzaba los siete años de edad y se concentraba con los saltos de la paisa por la televisión, decidió que lo suyo era correr sobre los pedales.

El deporte que nació como una imitación del motocross es aquel que tiene a la niña consentida de papá viviendo el sueño que con tan corta edad empezó a perseguir. Cambió los juegos de cocina por cascos de protección, dejo a un lado las barbies por las rodilleras y sobre todo dejó aquellas muñecas de trapo por lo que ella considera su primer amor: la bicicleta.
Su padre caminaba a su lado como un amigo fiel, cargaba su bolso e inspeccionaba que todo quedara bien y que nada le faltara a Sharid cuando subiera a correr en la pista. Se emocionaba cada vez que la niña de sus ojos se lanzaba al ruedo y daba un salto como si fuese un águila. Para su padre Jairo Fayad ella es la mejor bicicrossista del mundo y para Colombia es la #1 en el ranking y a nivel Panamericano es la segunda, es decir, fue subcampeona el año anterior.

Bajó de su bicicleta y tomó un pequeño descanso de diez minutos y con humildad saludó a todos los que estábamos observando su entrenamiento. A pesar de su escasa edad se mostraba con un ímpetu de una mujer adulta que con las experiencias de la vida le ha tocado aprender tan temprano. Sharid ha tenido una proyección bastante amplia, ha participado en dos Panamericanos, dos latinoamericanos y dos mundiales, en julio asistiría a su tercer mundial en Bélgica. Cuando venga de participar en el Panamericano correrá la séptima y octava valida internacional de la Copa Mariana Pajón. Su primer torneo fue el siete de diciembre del 2014 cuando apenas tenía ocho años de edad, el torneo Las Luces, en Medellín, donde ocupó el sexto lugar entre veinticuatro niñas con solo un mes de haber empezado en el mundo del ciclismo.
La disciplina del BMX es una mezcla de técnica y velocidad que Sharid sabe manejar muy bien, lo deja en evidencia cuando sube a la pista y empieza a pedalear con experiencia la bicicleta que su padre le regaló a los 7 años.

Pero no todo ha sido color de rosa para la número 1 en bicicrós en la categoría Challenger Dama. Al principio le tocó practicar en la pista de 200 metros Jardín Botánico donde tuvo sus pininos. Después de que se abrió la pista fue que llegó por medio del Team Barranquilla por ser una de las deportistas más sobresalientes del Caribe. La niña amante del BMX no cuenta con un apoyo de empresas privadas ni muchos menos patrocinios, pero afirma que la Alcaldía de Soledad es quien más ayuda les brinda.

El Team Barranquilla solo aporta 8.400.000 para todo un año, entonces ¿si en un año compite en más de 8 torneos tanto nacionales como internacionales cómo hace? ¿Le alcanza? Tanto ella como su padre afirman que no. Les ha tocado hacer rifas y actividades o pedir ayuda a allegados y hasta hacer campañas de publicidad para que los ingresos aumenten, ya que según el padre de Sharid en un año de torneos de bicicrós se podría gastar de cuarenta hasta sesenta millones de pesos.

Despidiéndose de todo el comité Sharid despliega una sonrisa en su rostro afirmando con ella que el 25 de Mayo se traerá la presea dorada en el Panamericano para Colombia, y al día siguiente espera obtener también conseguir el Latinoamericano. La niña que dejó los juguetes a un lado para convertirse en la número uno, sueña con ganar una medalla de oro Olímpica, como lo hizo su ejemplo y su amiga, Mariana Pajón. Actualmente Sharid se encuentra en Brasil esperando traer una nueva alegría a su padre, pero sobre todo a su país: Colombia.
 
 
Visto 78 veces Modificado por última vez en Viernes, 24 Mayo 2019 10:51

Galería de imágenes

{gallery}305{/gallery}