Imprimir esta página

La condena de Suárez: no poner a funcionar la máquina

Viernes, 03 Mayo 2019 19:33
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

La condena de Suárez: no poner a funcionar la máquina Foto: EL TIEMPO

La salida de Luis Fernando Suárez del banco técnico del Junior de Barranquilla ha dado de qué hablar, y principalmente ha dejado un interrogante entre los hinchas del cuadro tiburón, ¿fue justa la salida del técnico a estas alturas del torneo?

 

Si bien es cierto que no ha dado los resultados que se esperaban, despedir a un entrenador a más de la mitad del torneo puede terminar siendo un arma de doble filo (o el equipo reacciona con un nuevo entrenador, o simplemente sigue el mismo rumbo).

Estadísticas

Si hay algo que va de la mano con el futbol son las estadísticas, y al profesor Suárez no es que le hayan ayudado de mucho:

19 partidos por liga colombiana, de los cuales ganó 7, perdió 1 y empató 12, dejando al equipo cuarto con 30 puntos y con una diferencia de gol de (+7).

Por Copa Libertadores disputó 5 fechas, perdió 4 y ganó una, dejando al conjunto barranquillero en el último lugar (con posibilidades de llegar a Sudamericana si gana el último encuentro frente a Melgar).

Detallando los resultados de técnico en Liga (no son tan malos), pero clasificar a Junior a la siguiente fase a punta de empates, es algo pobrísimo. Sin embargo, el verdadero objetivo del cuadro tiburón no era ganar el torneo local, sino traer a Barranquilla por primera vez un título internacional (para eso gastaron el dinero en él y en Matías Fernández).

A Suárez le entregaron la misma nómina del campeonato pasado (solo ausentes Jarlan Barrera y Yony González), pero en refuerzos llegaron jugadores compatibles con el juego de Junior en su totalidad: El ya mencionado Matías, Roger Torres, Michael Rangel y Fredy Hinestroza.

Funcionamiento

Tenía la misma plantilla y refuerzos de calidad, pero entonces: ¿en qué falló Suárez?, Siendo un técnico defensivo aumentó el control de la posesión de balón, y menos transiciones rápidas, un medio campo lento. El acoplamiento de algunos jugadores tardó en llegar, Fredy Hinestroza fue uno de los que mejor se adaptó al funcionamiento del equipo (siendo con Díaz los únicos con buenas transiciones defensa-ataque).

Las lesiones y expulsiones de jugadores también fueron obstáculos en su proceso, dejando con pocos hombres al equipo en momentos difíciles de un encuentro, o como aquella vez que se le ocurrió la fantástica idea de colocar a Narváez de central, hecho que le funcionó por 3 partidos como mucho.

No se sabe qué se espera para Suárez, a dónde irá, a quién entrenará, pero lo que sí se sabe es que la afición, los directivos y periodistas lo tenían como el técnico ideal para Junior, lamentablemente esa fe decayó por completo mientras se disputaban más partidos. Y a Junior solo le queda esperar si el todopoderoso Julio Avelino Comesaña vuelva a la institución (por novena vez), o si los rumores de la posible llegada de Juan Carlos Osorio se convierten en realidad.

Visto 72 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Mayo 2019 20:12