Imprimir esta página

Colombia saborea la miel del triunfo en su debut de Copa América

Sábado, 15 Junio 2019 19:29
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

Colombia celebra el primer gol del juego Colombia celebra el primer gol del juego FOTO: Cortesía.

Con goles de Roger Martínez y Duván Zapata, el seleccionado Colombiano impuso condiciones sobre el equipo Argentino.

Una gran presentación de fútbol ofensivo fue la que ofreció el equipo colombiano en su primer partido de Copa América. Bajo la batuta de Carlos Queiroz, el onceno liderado por la capitanía de Radamel Falcao mostró un juego enfocado en atacar a Argentina por todas partes, entrando por las bandas y también por el medio. Del otro lado estuvo una Argentina que sigue sin lucir el mejor juego, con inestabilidad en la defensa y un mediocampo que no despliega funciones acertadas.

En el primer tiempo, el juego fue todo para el combinado tricolor. James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado lideraron el contraataque, mientras que Wilmar Barrios, fiel a sus cualidades defensivas, amortiguó toda acción con deseos ofensivos por parte de los argentinos. El mediocampo colombiano marcó la pauta del juego, utilizando en la banda izquierda a un William Tesillo de gran partido, y conectando en ataque con Radamel Falcao que siempre aplicó bien su juego a espaldas del arco, que benefició en más de una oportunidad a los deseos de Colombia.

Argentina no se halló en el primer tiempo. La pelota no pasó por su posesión en casi todos los tramos de los primeros 45 minutos, ya que la pelota fue controlada por Colombia.

La segunda mitad cambió la mentalidad del juego en Argentina. Las líneas de su juego se adelantaron y el balón paso por los pues de un Messi que fue protagonista, llevando el balón hacia las acciones más marcadas de peligro, que no pudieron culminar en anotaciones gracias a la supremacía de David Ospina en la portería de Colombia.

Fue Ospina importante, al igual que Wilmar y al igual que James. El primer gol del compromiso llega a los 71 minutos de partido gracias a un cambio de frente con el que el 10 de la selección Colombia entrega la pelota a Roger Martínez. El cartageno se abre espacio entre la defensa, avanza unos metros, se saca a uno gracias a un regate y dispara. Inmediatamente se levantan más de 50 millones de corazones para celebrar la materialización de un gol que fue esquivo en el primer tiempo. Argentina siguió intentándolo después del gol en su contra, pero la gallardía en el juego colombiano, junto con las acertadas modificaciones de Queiroz, lograron el objetivo para los jugadores y el suelo para un país completo: Derrotar a Argentina.

Los minutos siguieron en el marcador, y el país se ilusionaba con lograr la tan anhelada victoria. Entonces llegó un centro desde la banda izquierda de Jefferson Lerma, quien había entrado en reemplazo de Cuadrado pocos minutos antes, y coloca un centro con enorme precisión para la finalización casi perfecta de Duván Zapata, que colocó a los 86 minutos de juego el segundo gol del partido. Una sola voz alertó al mundo entero de que una alegría inmensa se despertaba en un país que, por un segundo, se unía por uno solo y olvidaba toda diferencia gracias al fútbol de once jugadores.

Las emociones se hicieron más candentes y los corazones latieron más fuerte. Entonces llegó el final y, acto seguido, un abrazo aún más fuerte: El de la euforia. Esa misma que hoy llena de júbilo a los millones de personas que observaron el juego desde cualquier lugar del mundo.

Con esta victoria, Colombia consolida un trabajo fundamentado en el buen juego de Carlos Queiroz. El portugués ha traído una mentalidad de fútbol ofensivo que pretende grandes cosas y, por qué no, títulos para el seleccionado nacional.

Dato: Esta es la tercera victoria de Colombia en juegos contra Argentina en partidos de Copa América, y la primera victoria desde 2007, donde Falcao y Rubén Darío Bustos anotaron para Colombia y Messi marcó el que sería parcial empate aquella noche.

Visto 56 veces