London Series: El nuevo experimento de la MLB

Domingo, 30 Junio 2019 08:52
Valora este artículo
(1 Voto)

COMPARTIR:

Gleyber Torres celebra junto a Brett Gardner una carrera. Gleyber Torres celebra junto a Brett Gardner una carrera. FOTO: Oficina de comunicaciones de Las Mayores.

El mítico Estadio de Wembley, que usualmente es empleado para partidos de fútbol, recibe desde el pasado 29 de junio a dos de los más grandes equipos del béisbol mundial: Los medias rojas de Boston y los Yankees de Nueva York, quienes son enfrentados en una serie de dos juegos de temporada regular.

Entre la agenda diaria de las personas en un fin de semana, pueden existir muchos planes. Desde salir al parque con amigos, pareja o mascota, ir al mar y disfrutar de la tranquilidad que ofrece la naturaleza, ir al cine y maravillarse con el espectáculo del séptimo arte o bien, ir a un estadio para deleitar los sentidos con un show deportivo que cumpla con las expectativas. La agenda masculina nos ha inculcado casi ese último ítem. De no ir a un estadio, téngalo por seguro, querido lector, que la cita es frente a un televisor o bien, como lo ofrecen las nuevas tecnologías, en un televisor o simplemente desde un celular.

Entre esas revoluciones que trae consigo el avance del tiempo, encontramos que el deporte, en general, también ha sufrido cambios. No debatiremos sobre si esos cambios han sido positivos o negativos, pero nadie puede negar que han sido, al final del día, lo que nos ha llevado a vivir el deporte, a nivel general, de la forma en que lo vivimos: Con pasión, lágrimas y a veces, solo a veces, con una euforia infinita.

El béisbol, catalogado 'Deporte rey' por muchos factores, ha vivido en carne propia muchas de esas modificaciones. Desde modificaciones en el reglamento hasta la inclusión de una revisión especial con tecnología (un sistema parecido al VAR en el fútbol, a diferencia de que en este los umpires no ven la imagen, sino que son conectados a través de audífonos con un arbitro especial), el deporte nacional de los Estados Unidos ha sabido transformarse en forma y estilo.

En aras de expandir el exigente público del mundo deportivo, los dirigentes de este deporte han empleado diversas estrategias con el fin de llevar los juegos hasta las plazas de los países más conectados al juego y, por tanto, donde más interés despierta el mismo. Eso pasó a finales del año pasado con la visita de un equipo estelar de peloteros de grandes ligas (Entre los que figuraban estrellas como el puertorriqueño Yadier Molina o Ronald Acuña Jr.) y se ha venido haciendo a lo largo de este año con juegos en México, a través de la reconocida 'Mexican Series', donde equipos como los Bravos de Atlanta y Padres de San Diego han ofrecido el show.

Wembley Series es un nuevo mecanismo de atracción para el público europeo que cada vez se sumerge más en disciplinas como el fútbol o el boxeo y hace a un lado a un deporte que tiene su liga principal muy lejos de casa. Tras el anuncio oficial, a finales del año pasado, la expectativa fue global. Se encendieron las alarmas y la siguiente pregunta que hubo en el aire fue: ¿Qué equipos serán los escogidos?, una que, ciertamente, no duró demasiado tiempo en el tintero.

Véase aquí el vídeo oficial del cambio que tuvo el Wembley Stadium.

Con el arranque de los entrenamientos de primera, la directiva de la MLB anunció al mundo que a Londres se llevaría una serie de dos partidos entre la rivalidad más fuerte de este deporte: Boston contra Yankees. Se veía venir, porque nada mejor para vender tiquetes que enfrentar al equipo más famoso y el más campeón (Yankees) contra su eterno archirrival, actual campeón de la serie mundial (Boston).

La boletería se hizo oficial y se vendió en media hora. Un gran primer indicio. Los días iban pasando y la expectativa creció. Casi simultáneamente con la venta de la boletería, apareció la publicidad para Reino Unido del famoso actor y comediante Jimmy Carr. Otro factor positivo para la venta.

Hablando de juego, y no de lo que hay detrás del mismo, hay dos factores (Uno por equipo) que los vende muy bien a nivel internacional. El primero, hablando de Boston, es la ascención que se ha visto en el juego del equipo tras un pésimo comienzo de temporada en el que los bates no sonaron y el campeón dejaba dudas. Por fortuna para los dirigidos por el manager boricua, Alex Cora, todo volvió a la normalidad con una ofensiva de gran nivel, teniendo al jóven dominicano Rafael Devers y a Brock Holt como líderes en el bateo.

Del otro lado, las lesiones desde comienzos de temporada empezaron a impactar con fuerza en el equipo de la Gran Manzana. Fueron muchos, muchos, los lesionados. Había crisis y entonces, en sustitución de Miguel Andújar, estrella del equipo, sube de Triple A (Divisiones menores) el colombiano Giovanny Urshela. Desconocido para alguna parte de los conocedores del deporte, el nuevo inquilino en la antesala neoyorquina empieza a despuntar con grandes actuaciones tanto con el madero como con el guante. A la gente le gustó y el mundo empezó a hablar de un nuevo gran talento en el diamante que aportaba Colombia al mundo de la pelota caliente.

Pegó alguno que otro Home Run, pero fue decisivo con batazos que dieron la victoria en momentos clave. Gran Clutch que mostró el colombiano. Una habilidad que es cada vez menos usual en el deporte mundial.

Lo cierto, querido lector, es que los bates ya suenan en el Wembley Stadium. La serie arrancó el día de ayer con un PARTIDAZO, así, en mayúsculas, que acabó 17-13 en favor de los chicos del Bronx. Para hacer un apunte, y solo un apunte, se anotaron doce carreras en el primer inning que duró más de una hora. Por algo es este el deporte rey.

Visto 762 veces Modificado por última vez en Domingo, 30 Junio 2019 09:39

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Lo más leido deportes