Giovanny Urshela, el guante hechizante

Viernes, 05 Julio 2019 12:51
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

Giovanny Urshela, el guante hechizante Foto: @urshela10 en Instagram.

Por: Dayana Villalobos Dimare

Si se organizara una tertulia para hablar de lo que el colombiano Giovanny Urshela ha hecho en los Yankees de Nueva York en la temporada 2019 de la MLB, sería imposible establecer un tiempo de duración porque sobre el cartagenero buenos temas son los que sobran.

Sin embargo, en los tres meses que el joven de 27 años ha sido el guardián de la tercera base del equipo de béisbol más famoso del mundo, ha realizado unas cuantas jugadas que lo único que han permitido es posicionarlo a él como uno de los mejores antesalistas en la actualidad.

El día 16 del cuarto mes del año, Urshela, a quien los Yankees lo venían siguiendo desde que tenía 14 años, realizó la que podría ser su primera gran jugada desde que entró al equipo de Aaron Boone el 6 de abril: el colombiano atrapó en la zona de foul un rolling bateado por jardinero Mookie Betts y, aunque se resbaló, en menos de un segundo dio media vuelta y con fuerza lanzó un cañonazo hacia primera base con el que sacó al jardinero bostoniano que, por ser de peso ligero, se ha caracterizado por tener buenas corridas.

11 días después de haber generado curiosidad en la prensa de Grandes Ligas y en los aficionados de estas, Gio ―como le dicen cariñosamente― volvió a realizar una jugada que dejaría a todos con la boca abierta: el cartagenero se robó un foul del inicialista estadounidense, Brandon Belt, tras divisar bien pelota desde que tocó el bate y lanzarse hacia las gradas donde habría caído si una malla negra no hubiese estado ahí.

 

Mayo

Con esas dos atajadas el compatriota empezó a llamar más la atención en la MLB y el olvido por el dominicano Miguel Andújar ―lesionado que vino a ser reemplazado por un Urshela que estaba en Ligas Menores― parecía estar cerca. Pero las sorpresas no se quedaron ahí: en mayo 6 el colombiano se lució seriamente en la defensiva, convirtiéndose en un jugador clave del juego.

Ese día la novena de los ‘Bombarderos del Bronx’ se estaba enfrentando a los Marineros de Seattle en el primer partido de la serie y Gio asaltó el hit del zurdo Omar Narváez que aterrizaba muy detrás de la tercera base. Urshela miró el fly y sin poder acomodarse muy bien bajo la pelota, estiró su brazo izquierdo, dio un brinquito hacia atrás y realizó aquella atajada imposible.

Pero eso no fue lo único que hizo con la manilla en aquel partido: un out a mano pelá ―como se dice en la jerga beisbolera a un out donde el fildeador atrapa la pelota con la mano y no con el guante― fue su segunda gran jugada del juego y su primer out conseguido de esta manera en la temporada.

Y al día siguiente, tuvo de amigo al madero y se alió con el marcador ya que en el último inning sorprendió a los Marineros conectando su segundo cuadrangular de la temporada con el que empató el partido que iba 4-2. Los de Seattle no lo podían creer, pero los fanáticos colombianos ya se estaban acostumbrando a ver las joyas de su compatriota que ya era un orgullo patrio.

Y es que lo que podía sentir el Gio de ese momento eran emociones encontradas ya que, a pesar de que el 4 de mayo su mánager Boone decidió dejarlo a él en banca y poner en su lugar a un Andújar que venía de recuperación y quien cometió dos errores defensivos, dos días después él pudo demostrarle al californiano que no se necesita en la tercera base a alguien diferente a uno con apellido Urshela.

De esa manera, mayo seguía transcurriendo y las sorpresas por parte del colombiano parecían no tener fin. El 17 de mayo, en el noveno inning del partido contra los Rays de Tampa Bay y con dos outs en la pizarra, el colombiano conectó su primer walk-off y la emoción que inundó el Yankee Stadium en ese momento era tan grande como el mismo talento de este cartagenero.

 

Junio

Iniciaba un nuevo mes y Urshela seguía batallando por ganarse un puesto fijo en el equipo grande los Yankees. Y es que cuando el colombiano entró al equipo grande los Yankees, pocos se imaginaron que iba a tener el desempeño que está teniendo ahora, pese a que en los Indios de Cleveland ―organización con la que firmó el mismo día en que liberaron a Ingrid Betancourt de los brazos de las FARC― conectó 95 hits, de los cuales 36 fueron impulsadores de carreras.

Pero el interés que estaba generando Urshela en este mes era innegable y llamó aún más la atención cuando el 5 de junio marcó la historia, convirtiéndose en el primer colombiano en conectar 50 imparables y haber jugado 50 juegos oficiales en la temporada 2019 de la MLB.

 

Julio

Pese a que las 39 carreras impulsadas por el tercera base nacional no fueron suficientes para que se ganara un cupo en el Juego de Estrellas de este año, Giovanny Urshela en vez de desanimarse, se inspiró. El pasado 3 de julio usó sus manos como si fueran una varita mágica y sentenció a tres bateadores en primera base tras realizar unas jugadas con las que dejó atónitos al público beisbolero… ¡Nuevamente! Y, por si fuera poco, conectó su séptimo jonrón de la temporada, demostrando que, así como es un mago con el guante, también puede hechizar con el madero.

Visto 165 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Julio 2019 21:11

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Lo más leido deportes