Cada partido es diferente. Es una ley que se cumple a cabalidad en casi todos los deportes del mundo y hoy la Copa América nos permitió vivir dos clases de fútbol totalmente diferentes. En primer momento con un juego para vivir de pie, entre Qatar y Paraguay que igualaron a dos tantos, mientras que Uruguay hizo lo propio y goleó cuatro goles contra cero al seleccionado Ecuatoriano, dirigido por Hernán Darío 'El Bolillo' Gómez.

Publicado en Deportes