#NormalicenLas FotosEnCalzones: un debate con diversas opiniones

Martes, 07 Mayo 2019 23:23
Valora este artículo
(6 votos)

COMPARTIR:

Foto subida en la cuenta Instagram del testimonio anónimo Foto subida en la cuenta Instagram del testimonio anónimo Cortesía anónima

Por Keller Gámez

Una foto fue subida a su instagram y 650 personas dejaron su like para demostrar que disfrutaron del esplendor de su cuerpo desnudo. Sus amigos, en apoyo, le comentaron lo hermosa que se veía, pero muchos por chats privados mencionaban y criticaban el escándalo que Brenda había causado. Sin embargo, ella no es la única que lo ha hecho.

Durante los últimos meses llegó una ola gigante de publicaciones con el hashtag ‘NormalicenLasFotosEncalzones’ y ahogó las redes sociales como: Twitter, Instagram y Facebook. Allí, varias mujeres subieron en sus cuentas fotos de ellas en ropa interior, las mismas que años atrás temían que fuesen públicas por miedo a ser juzgadas o “boleteadas”, como se dice coloquialmente.

Eso generó múltiples reacciones en la comunidad virtual. Algunas, en defensa, mencionaron que todos tenemos el derecho de publicar lo que queramos y, sobretodo, hacer con nuestro cuerpo lo que nos parezca. Otros, en oposición, sacaron a relucir las clases de ética y valores que tanto aborrecen en la escuela, bajo la premisa: “es las mujeres que apoyan esto, carecen de moral”. Sin embargo, la mayoría hizo de la temática un circo y comentaron a diestra y siniestra todo tipo de burlas con respecto a esto, pero vamos por partes.

La libertad del cuerpo

Es usual que las mujeres que deciden despojar su cuerpo de las telas y ponerlo ante el ojo público, utilicen como escudo protector los argumentos que las feministas gritan a los cuatro vientos en las exhaustivas marchas. Estas, que llevan años en la lucha, tienen “reglas” que les permite ver el desnudo como algo más que simple exhibicionismo.

Así lo menciona Lara Alcázar, líder de Femen en España, en su escrito ‘Femen: por qué feminismo al desnudo’: “Luchamos desnudas para retar la perfección del patrón de lo que se considera una mujer, para liberarnos de cualquier cliché, somos la encarnación de la negación al patriarcado, del no a la tiranía de la dicotomía 'santa-puta'. Queremos independencia en solitario en esta guerra mundial”.

Pero esto solo es la mirada de personas que han estado involucradas desde hace mucho tiempo. En el caso de #NormalicenLasFotosEnCalzones son mujeres, por lo general, adolescentes, que en su discursos toman los ideales anteriormente mencionados para defenderse de las críticas que les hacen.

En forma anónima, una de las mujeres que recientemente subió una publicación de esta índole, dijo: La verdad yo no le veo nada de malo a eso, al contrario, da lugar al amor propio de la mujeres con respecto a su cuerpo, ya que ofrece una visión distinta de la ropa interior, sin necesidad de verla con "morbo" como suele hacerlo la mayoría de las personas, deja de sexualizarla, apreciando así la belleza de la mujer, de cierta forma le da más libertad y rompe con aquellos paradigmas de que todo es vulgar y no llegan a verlo como el arte de una mujer, esto hace que las mujeres demuestren más seguridad, confianza y empatía en sí mismas.

La moral del cuerpo

Por otra parte, existe otro grupo que con su dedo índice señala a todas ellas. Estos son los primeros que hacen presencien las publicaciones con comentarios acusatorios, muchos con aire moralista o respaldados en la religión.

Diana Pedrozo, cristiana – católica, cree que: “Mostrar el cuerpo habla más de los vacíos que tiene la persona y no del valor que verdaderamente tiene. Cuando una persona tiene muchos vacíos, busca más aprobación de los demás, queriendo llenar algo haciendo esas cosas, no lo logrará. Viéndolo desde el punto religioso, Dios nos dio un cuerpo y atributos, los cuales son dignos de admirar al ver cuánto trabajo se ha tomado en hacerlos, pero el hecho no está en exhibir sino en valorar. Cuando tú entiendes el verdadero significado de tu cuerpo y lo que vales a los ojos de Dios, no necesitas que los demás te aprueben, al final, cuando estés en el ataúd, nadie lo verá.”

¡Que sigan subiendo nudes!

Argumentos feministas, argumentos religiosos, a favor, en contra, pero, ¿qué hay de los que ven esto como un circo?

Las redes sociales se llenaron con memes y comentarios de personas que hicieron del tema un concurso de comedia. Estos oportunistas se enriquecieron de todo el humor posible y crearon un repertorio que nos muestra lo que en realidad le importa la mayoría de la población.

 Extraída de Facebook

Meme en Facebook con el #NormalicenLasFotosEnCalzones

 

Todos esos memes pone a la luz el deseo de perpetuar las fotos sin ropa, en su mayoría, provenientes del género masculino. Daniel Acosta, con tono burlesco dijo: “yo creo que deben mandar nudes y subirlo”, mientras una sonrisa se mostraba en su rostro juguetón.

Juegos, juegos y más juego. La carencia de sentido de esto ayudó en la desviación de la discusión y de una u otra forma, nubló el juicio de quienes defienden o están en contra de esta tendencia y, en este momento, solo encontramos en las redes conversaciones vacías sobre la temática.

Sí, pero no

Existe otro tipo de opiniones que convergen en algo: las personas tienen derecho de hacer con su cuerpo lo que crean que es mejor, pero sin pasar los límites del exhibicionismo, puesto que esta práctica termina condenando a las mujeres a la cosificación, acto lejano del objetivo de la tendencia.

María Manjarrez dice: “Estoy a favor que las mujeres publiquen fotos como quieran porque uno puede hacer lo que desee, pero también me parece que es una manera de que las niñas crean que publicar fotos de esta manera no las cosifica, cuando en realidad si lo hace, les hace el camino más fácil a los varones que quieran sexualizarlas”.

 

Una mirada desde lo  psicológico

 

Según el docente de psicología social de la Universidad Autónoma del Caribe, Daniel Jiménez, este tipo de tendencias nacen del sentimiento de insatisfacción por no sentirse dueñas completamente de sus cuerpos; sin embargo, la verdadera intención puede distorsionarse debido a la forma en la que muestran dichas imágenes, y eso no permite que se logre captar lo que quieren mostrar, aunque piensa que es una lucha válida.

En cuanto al impacto del fenómeno, cree que puede llevar a la trivialización del feminismo por parte de los espectadores, además, que lo verían como un espectáculo y eso terminaría en la sexualización del cuerpo, lo que demuestra la pérdida del sentido de esto, puesto que, no comprenden el rol que ha tenido la mujer en la sociedad. Por otro lado, las mujeres que hacen estas publicaciones, al estar expuestas a los miles de comentarios, se converten en un imán para el matoneo, que posteriormente, produce depresión y puede llegar al suicidio. Así que, menciona que deben interiorizar las ideas de lucha para afrontar la situación y encontrar el verdadero sentido de la publicación.

Las opiniones encontradas son garantes de un debate sinfín que se viene presentando mucho antes de la existencia de las redes y de las personas que publican sus fotos bajo el Hashtag. Esta ola gigantesca que inundó las redes solo es evidencia de lo lejano que está la sociedad de aceptar los desnudos como algo normal.

Visto 427 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Mayo 2019 23:20

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.