¡Vacaciones!: Dónde ir y qué hacer

Martes, 18 Junio 2019 12:48
Valora este artículo
(0 votos)

COMPARTIR:

¡Vacaciones!: Dónde ir y qué hacer Imagen: Cortesía www.colombia.co

Por: Emmanuel Amaya

12 lugares que tienes que visitar en nuestro país

 

Llegó la temporada de vacaciones y con ella el tiempo para tomarse un respiro de la asfixiante rutina, darse el gustico de apagar la alarma sin ningún remordimiento, pasar tiempo con la familia, pero, sobre todo, cambiar de aires, conocer esos lugares a los que toda tu vida quisiste ir o alguno que te recomendaron tus amigos la semana pasada.


Si bien salir del país es una buena opción, dentro de nuestro territorio, que cuenta con las mayores áreas húmedas y con alta fluidez de ríos a lo largo y ancho del país a nivel mundial, una variedad de ecosistemas y culturas inimaginables, y las siempre apetecibles playas, es una opción que nunca debemos descartar.


Por ello, el portal 'Marca País Colombia' (Colombia.co), lanzó una lista de 12 lugares que no se pueden dejar de ver en nuestro país y los cuales cataloga como ‘Tesoros escondidos’. EL COMUNICADOR te describe cada uno de elllos:

1. Minas de Nemocón, Cundinamarca
Minas de Nemocón, Colombia

1 imagen.jpg


Imagen: Cortesía Viájala

Nemocón es un pueblo en Cundinamarca famoso por su gran actividad minera. A pocos kilómetros de Bogotá, se puede llegar a este lugar para explorar las minas de sal que están abiertas al público, donde se pueden apreciar los increíbles espejos de agua adecuados con hermosa iluminación.

La Mina de Sal de Nemocón con más de 500 años de historia bajo tierra se ha convertido en un nuevo atractivo turístico de Colombia para el Mundo; una maravilla natural que sorprende por su arquitectura vernácula, testimonio material de la tradicional minería subterránea. En su interior encontraran La cascada de sal con más de 80 años de antigüedad y el manantial o pozo de los deseos que son algunos de los escenarios por descubrir. El sentido de la Mina de sal de Nemocón es cultural, histórico, científico, temático, minero y turístico.

Este atractivo volvió a abrir sus puertas después de más de 38 años de haber concluido su explotación, entrando en operación nuevamente, por gestión del Ministerio de Comercio Industria y Turismo  Dirección de Turismo y el IFI Concesión Salinas, bajo el nombre de Complejo Turístico  La Mina  Museo de Historia Natural Nemocón, operado por una Unión Temporal formada por las firmas JV Inversiones y La Sociedad de Economía Mixta  Catedral de Sal.

2. Parque Nacional Natural El Tuparro, Vichada
Parque Nacional el Tuparro

2 imagen.jpg

Imagen: Cortesía Viájala

El Parque Nacional Natural El Tuparro es una reserva natural de gran extensión en el departamento de Vichada que ofrece al visitante hermosos ríos, gran variedad de vegetación, la posibilidad de ver jaguares, tapires y animales de la región, además de cientos de especies de aves.

podría describirse paisajísticamente como una extensa sabana verde surcada por grandes ríos con potentes raudales y playas doradas, pequeños caños de aguas cristalinas, bosques de galería, morichales y saladillales, además de enormes rocas cristalinas en forma de cerros redondeados. Aquí se calcula la presencia de más de 320 especies de aves, muchas de ellas acuáticas.

Alrededor del año de 1800, de pie frente al imponente raudal que los indios de la región llamaban Quituna, embargado de asombro, el sabio Alexander Von Humboldt, calificó de “Octava Maravilla del Mundo” al que se conoce hoy como el Raudal de Maypures, uno de los principales atractivos del área protegida.
 

3. Punta Gallinas, La Guajira
Punta Gallinas

3 imagen.png
Imagen: Cortesía Viájala

Visitar el extremo norte del país y del continente suramericano es una experiencia inigualable. Punta Gallinas ofrece paisajes espectaculares pasando por desiertos, playas, bahías con flamencos rosados y gigantes dunas de arena dorada. También se puede vivir la experiencia de compartir con la comunidad indígena Wayuu.


4. Caño Cristales, Meta
Caño Cristales

4 imagen cano_cristales.png
Imagen: Cortesía Viájala

Ubicado en la sierra de la Macarena en el Meta, se encuentra Caño Cristales, llamado por muchos portales de turismo a nivel internacional como el “río más hermoso del mundo”. Esto es debido a los diversos colores que se pueden observar en el fondo gracias a la presencia de plantas acuáticas que le dan esas tonalidades características.

La temporada para viajar a Caño Cristales dura 6 meses al año. Empieza los primeros días de junio y dura hasta 30 de noviembre (algunos años, extendiéndose hasta la primera mitad de diciembre). Este es el momento apropiado y más recomendado para visitar el río más hermoso de mundo.

Fuera de estos meses, es decir entre diciembre y finales de mayo, también puedes viajar a La Macarena, pero no podrás acceder al río. En la primera mitad del año, el acceso al río está cerrado, ya que las plantas acuáticas que durante la temporada le dan este aspecto mágico y llenan el río de colores, se encuentran en su período reproductivo.


5. Reserva Río Claro, Antioquia
Reserva Río Claro

5 imagen rio claro.png
Cortesía Viájala

A tres horas de la capital antioqueña se encuentra Río Claro, una hermosa reserva donde se observa el paso del río en medio de un cañón con hermosas formaciones en mármol. En Río Claro se pueden hacer actividades como rafting, canopy, exploración de las cavernas y avistamiento de aves.

Sin necesidad de desplazarse fuera de la Reserva Natural Cañón del Río Claro, usted cuenta con la posibilidad de realizar diferentes actividades y deportes de aventura: Rafting, Canopy, Vía Ferrata, Espeleología en la caverna de mármol de ‘Los Guacharos’, Senderismo y Avistamiento de Aves.

Estas experiencias al aire libre, que generan una dinámica de inmersión en la naturaleza, invitan a comprender la importancia de proteger y conservar estos invaluables recursos naturales, al tiempo que se aprenden destrezas y se fomentan espacios de crecimiento como individuo y como grupo.

6. Cerro Azul, Guaviare
Cerro Azul

6 cerro azul.jpg
Imagen: Cortesía Viájala

A 47 Km de San José del Guaviare está ubicado Cerro Azul, una montaña que sobresale entre la selva, y con toda razón, ya que en ella se observan una serie de pinturas rupestres que conforman un hermoso mural de color rojizo y de gran valor histórico.

Una muestra del pasado precolombino de esta región del suroriente de Colombia se observan pictogramas de color rojo que fueron elaborados en las rocas por tribus indígenas. Se estima que estas pinturas tienen más de 1.000 años de antigüedad.

 

7. Desierto de la Tatacoa, Huila

7 mural.png

Imagen: Cortesía Viájala

Estar en el desierto de la Tatacoa es una experiencia inolvidable. A pocas horas de Neiva, se encuentran los espectaculares paisajes llenos de colores rojo, naranja y terracota adornados por los cactus, por momentos hacen sentir al visitante que está en otro planeta. En las noches, el cielo estrellado ofrece un espectáculo sin igual.

Es en relidad técnicamente un bosque seco tropical semiárido, y no un desierto como tal como se le llama. Rodeado de montañas en todas las direcciones, los picos alrededor Nevado de Huila (5750m) agarran la mayor parte de la precipitación entrante, dejando 330 kilómetros cuadrados árida Tatacoa. El resultado es un ecosistema a diferencia de cualquier otro lugar en Colombia - hay escorpiones y comadrejas, cactus frutales, y al menos 72 especies de aves han sido vistos aquí.

como recomendación, asegúrate de llevar zapatos resistentes (hay espinas de cactus en el suelo) y una linterna

 8. Puerto Nariño, Amazonas

Puerto Nariño, Amazonas

8 imagen puertos_narino.png

 8,2 puerto nariño.jpg

Imagen: Cortesía Ministerio de Cultura

A 75 km de Leticia, está Puerto Nariño, un pequeño pueblo también a orillas del Río Amazonas que es el claro ejemplo de cómo los humanos pueden vivir en paz con la naturaleza. En Puerto Nariño no hay carros ni motos, todo el pueblo se recorre a pie, y hay un mirador para disfrutar la espectacular vista que este pueblo tiene para ofrecer.

 9. Santuario de las Lajas, Nariño

Santuario las Lajas

9 imagen de wiki lajass.JPG
Imagen: Cortesía Wikipedia 

 El Santuario de las Lajas es una iglesia católica ubicada en Ipiales, sobre el cañón del río Guáitara, muy cercana a la frontera con Ecuador. La construcción es de estilo neogótico y está hecha en piedra gris y blanca. Ha sido catalogada como una de las iglesias más bonitas del mundo por el diario británico The Telegraph. Hoy en día es uno de los principales sitios turísticos del departamento de Nariño.

La peregrinación de los devotos al santuario es permanente, pero se incrementa en tres épocas del año: en septiembre cuando se celebran las fiestas patronales, sobre todo los días 15 y 16 de septiembre; el Jueves Santo cuando, los peregrinos, especialmente desde la ciudad de Pasto, o de Túquerres y pueblos cercanos, y del Ecuador, llegan a pie después de una travesía de más de 12 horas. También hay peregrinación en diciembre y los primeros días de enero de cada año.

 10. Parque Nacional Natural Utría, Chocó

Utría, Chocó

10 imagen.png
Imagen: Cortesía Viájala

Pocos lugares reúnen tanto misterio y belleza a la vez, como la Ensenada de Utría ubicada en la costa norte del Pacífico colombiano, en el departamento del Chocó. Hacia el sur, el visitante observará una serie de estribaciones montañosas cubiertas de exuberante selva tropical que cortan el mar semiocultas entre la bruma. Sus calmadas y cálidas aguas son un lugar propicio para la llegada de especies migratorias como tortugas marinas, aves y ballenas y el sitio ideal para el desove de peces como la aguja ensenadeña (Tylosurus acus pacificus).

La Ensenada es un paisaje cambiante que crece y decrece según la marea, mientras que los sinuosos esteros entre el manglar alcanzan mutaciones aún más dramáticas con sus cambios; durante marea baja se mueven algunas criaturas terrestres entre las raíces de los mangles, pero cuando la marea sube, éstas se desplazan para dar lugar a la fauna subacuática que llega con el agua del mar.

Una de las experiencias más increíbles para los amantes del ecoturismo es la posibilidad de ver ballenas jorobadas durante su paso por las cálidas aguas del pacífico Colombiano. En estos meses, las ballenas entran a la ensenada de Utría y es posible verlas a pocos metros de la playa.

 

 11. Parque Natural Los Estoraques, Norte de Santander

Los Estoraques Norte de Santander Colombia

11 imagen estoraques.png

Imagen: Cortesía Viájala

Esta área protegida de 6 km cuadrados de superficie, alberga formaciones milenarias que han sido creadas a partir del viento y el agua y que ha dado lugar a columnas, pedestales cuevas y cavernas, que forman un paisaje único de formas quebradizas y erosionadas.

En Los Estoraques se observan características de desierto producto de una erosión acelerada y de una belleza paisajística única, por sus formaciones milenarias. El viento y el agua han formado cientos de formas geológicas entre las que se destacan columnas, cuevas e innumerables pedestales. A dichas formas, la sabiduría popular le ha legado diversos nombres entre los que se destacan: La cueva de los esqueletos, el cáliz, el barco, la ciudad perdida, el sendero de la virgen, entre otras.

Cercano al parque se han encontrado vestigios arqueológicos tales como urnas, momias, cuevas con osamentas y petroglifos, sin embargo no han podido ser atribuidas a ninguna cultura en particular.

 

12. Ciudad Perdida, Magdalena
Ciudad Perdida, Santa Marta

 

12 imagen ciudad perdida.png

Imagen: Cortesía Viájala

Oculta en las montañas de la selva de la Sierra Nevada de Santa Marta, Ciudad Perdida es un lugar como ningún otro en Colombia. Llegar allí es una aventura, ya que solo se puede acceder a pie en un recorrido de varios días pero que muestra claramente la gran diversidad y riqueza natural del país.

onstruida hacia el año 700, es el principal centro urbano de la antigua civilización Tayrona y constituye uno de los yacimientos arqueológicos más importantes para la investigación de esta cultura. Aquí hay plazoletas circulares, escaleras, caminos y canales construidos en piedra que sirvieran de base a viviendas hechas en paja y bahareque.

En medio de la densa flora de la Sierra Nevada de Santa Marta y de su Parque Natural, se encuentra la Ciudad Perdida o Parque Arqueológico Teyuna. Su hallazgo tuvo lugar en 1976 por un grupo de investigadores, aunque ya un año antes un guaquero la había descubierto. Tiene alrededor de 13 hectáreas de área.

Cuando los tayronas vivían, los diversos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta se comunicaban por medio de caminos de piedra. Habitaban bohíos circulares sin ventanas y con techos de palma sobre terrazas de piedra.

Lo sorprendente de la Ciudad Perdida es la complejidad de su arquitectura, que contempló un sistema de canales para transportar el agua lluvia por la población y las terrazas para conservar la fertilidad del suelo. También hay pinturas rupestres y petroglifos (dibujos grabados en piedra), entre los cuales la Piedra de Donama se destaca por las múltiples interpretaciones de sus tallas.

 

Seguro no conocia la mayoria de los lugares que acaba de ver, pero no se preocupe, justo ahora, muchos de ellos estan en sumomento cuspide de belleza del año. ¿Qué mejor epoca para visitarlos que esta? animese, coja su maleta, convide su familia y dene la oportunidad de conocer su hermoso país.

Visto 194 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Junio 2019 17:16

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.