Netflix estremece la industria de la TV tradicional Destacado

Miércoles, 20 Marzo 2019 19:26
Valora este artículo
(6 votos)

COMPARTIR:

Netflix es la plataforma líder en TV digital en el mundo. Netflix es la plataforma líder en TV digital en el mundo.

Por: Andrea Pallares.

 

Tal y como la narran todos los abuelos: a blanco y negro, sin control remoto y con una imagen que a duras penas se logra identificar entre rayas. Así fue el inicio de la televisión colombiana.

Durante años día a día las familias del país se han despertado escuchando el track de titulares de los noticieros nacionales y sagradamente llega a sus oídos: “Dios mío, en tus manos colocamos este día que ya pasó y la noche que viene”, al caer la tarde. Sin olvidar la sagrada canción de cuna antes de dormir: el jingle del momento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 

Para la generación del 2000, los sábados y los domingos eran los días de ver la franja infantil de los canales nacionales por la mañana, y en la tarde disfrutar de películas de por lo menos 4 años de antigüedad –que tenían el descaro de repetir cada 15 días-, además del entretiempo de los obligatorios programas de chismes que nunca salen del menú de las amas de casa.

La programación nacional se convirtió entonces en un círculo vicioso del que difícilmente se podría escapar –por lo menos para la clase media sin televisión por cable-. Para antes del 2007 no había almuerzo sin noticiero, ni desayuno sin Jota Mario. Los programas de telerrealidad se enseñorearon de la audiencia. Las mamás ya no hablaban del último capítulo de su novela favorita, sino de las peleas en la casa estudio del reality de moda. Parecía que la televisión de por vida se mantendría en la cima de la mente de los colombianos.

Sin embargo, fue hasta el 2007 que comenzaron a surgir las plataformas OTT (Over The Top) en el país. Este concepto hace referencia a todo contenido que busque entretener y no esté sujeto a un proveedor de televisión, entre estos se destacan a los primeros y más importantes: YouTube, Netflix y Amazon Prime.

El rating de la televisión nacional se vio fuertemente afectado por la competencia. Estas plataformas podrían brindar de forma legal y a bajo costo el entretenimiento que miles de persona buscaban en páginas como: Cuevana, pelispedia y Pelisyonkis, pero sin violar la Ley de Propiedad Intelectual.

Para el 2016 Netflix ya tenía en jaque a varias cadenas televisivas. Ese mismo año durante un panel de ejecutivos de televisión organizado por la revista de entretenimiento The Hollywood reporter, la directora de NBCUniversal y responsable de 10 cadenas bajo la marca, Bonnie Hammer mencionó: “Está comenzando a matarnos a los pobres de televisión por cable”.

El proporcionar un servicio que se adecua a los gustos y necesidades de cada persona, ha hecho que las plataformas de streaming de contenido multimedia se abran camino en el amplio catálogo de ofertas televisivas, pero con una vasta ventaja del público: las personas pueden elegir lo que van a ver, cuando verlo y donde verlo.

Más que cuestión de calidad en la producción de contenidos, se asemeja a la sectorización la oferta multimedia, siendo la población adolescente y los adultos jóvenes los primeros consumidores, según El Financiero.

Según Richard Pleper, director de HBO: “Gastar mucho dinero no significa hacer televisión de calidad, ni tampoco es garantía de audiencias altas”, como recoge CNN. Dejando en claro que el triunfo de Netflix no ha sido por la cantidad de presupuesto invertido en sus producciones, sino en la forma en la que estos son distribuidos.

Canales de larga trayectoria y reconocimiento como Fox, HBO y ESPN, no tardaron en entrar a la competencia del streaming, poniendo a disposición de sus clientes todos sus programas a un solo click.

Otro de los gigantes que no tardará en entrar al ruedo será la cadena Disney, que en el 2017 retiró todo su contenido de Netflix para así ofrecer su propio servicio OTT, como recoge la Revista Semana.

La lucha por la audiencia ha obligado a muchas programadoras a cambiar incluso los formatos televisivos y crear una hibridación entre el streaming y lo tradicional. Este es el caso mencionado por el profesor de la Universidad Autónoma del Caribe, Nikolai Navia, quien toma al canal regional Telecaribe como ejemplo de modelo de innovaciones tecnológicas. “Telecaribe ofrece sus contenidos vía YouTube. La novela ‘Pescaíto’ se transmite a través de este medio y si uno se suscribe a página de Telecaribe, como recompensa de ese acceso ellos te dan vía libre para ver sus contenidos. Podemos decir que ese es un modelo hibrido. Tener los programas disponibles en sus páginas web, después de que han sido emitidos en la parrilla de sus horarios habituales”.

 

¿Desaparecerá la televisión tradicional?

Entre la televisión abierta y las plataformas digitales de entretenimiento la fricción es constante. Sin embargo más que terminar definitivamente con la forma tradicional de ver contenidos, las OTT parecen ser solo una fuerte competencia que medirá al máximo la capacidad de innovación de las programadoras.

Según Navia “la televisión tradicional debe ponerse a tono con las innovaciones tecnológicas del tipo de Netflix. No es gratuito que Apple ande en las mismas, al igual que Amazon y los canales tradicionales como HBO hayan desarrollado esas posibilidades. La televisión por demanda es el futuro del consumo televisivo”.
Cada día son más los usuarios de Netflix y menos las personas que contratan un servicio de televisión por cable. Sin embargo, este es solo el aspecto internacional.

Dentro de los hogares colombianos aún se sigue viendo el mismo formato en la televisión nacional de hace dos décadas. Los dos eternos canales de nuestro país: Caracol y RCN, se debaten la audiencia entre novelas, realitys, películas pasadas de moda y programas de chismes.

Mientras que en el mundo se vive la mayor revolución en contenidos televisivos, a duras penas vemos transmisiones de los canales nacionales en redes sociales. A los que se sumó Canal 1 desde el 2017, después de una inversión millonaria, como recoge la Revista Dinero.

En un artículo publicado en la Revista Semana, Colombia tiene al menos 1,1 millones de suscriptores en Netflix, y a la televisión tradicional le quedan alrededor de 10 años de vigencia en el país. Sin embargo, estas cifras poco o nada le importan a los dueños de los canales nacionales, dado que parece que ni sus contenidos, ni la forma en la que los transmiten cambiará.

No hay tiempo exacto para la desaparición de la forma tradicional de ver T.V, pero según estas investigaciones, se estima que será pronto a menos que se innove por completo los formatos acostumbrados.

 

El cine, otro más en el ring

A pesar de que esta industria se muestra consolidada, existe una baja en el número de espectadores que se acredita al streaming.

Dos de los mercados más grandes: EE.UU y Canadá, han reducido su audiencia en un 15%. Demostrando la fuerte competencia que se tiene con las OTT, a pesar de la gran inversión de la industria cinematográfica a sus producciones, como recoge la Revista Dinero.
El cine tiene como beneficio que a diferencia de las OTT, ofrece una experiencia y se mantiene dinámico. Sin embargo, este es un formato que debe comenzar a tener en cuenta a su rival el cual ya ha comenzado a tomar partido.

A esto se le suma la opinión del profesor Navia, quien menciona: “Es muy temerario decir que uno vencerá al otro, es un duelo de titanes. La competencia entre Netflix y la industria cinematográfica: Columbia Pictures, Sony, y las multinacionales no se van a dejar quitar su lugar por netflix, no creo”.

Visto 187 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Abril 2019 12:47

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.