Jorge Erazo

Jorge Erazo

En una carta dirigida a la Dirección Marítima (Dimar), el director de Cormagdalena Pedro Pablo Jurado pidió investigar el encallamiento de un buque de bandera china en el sector de Bocas de Cenizas cuando se disponía a ingresar al canal de acceso al Puerto de Barranquilla.

El suceso ocurrió el pasado lunes 25 de febrero, cuando la embarcación M/N Qing Yun Shan, de 199 metros de eslora, 52 metros de manga y procedente de Turquía, encalló y causó una emergencia que no fue originada por la sedimentación del canal de acceso, sino por la maniobra de la tripulación.

“El Puerto marítimo de Barranquilla, tradicionalmente conocido por sus dificultades, tenía años sin presentar un incidente de esta magnitud y debemos conjuntamente trabajar arduamente por la recuperación de su imagen y buen funcionamiento”, expresó Jurado Durán en la carta dirigida al director General de la Dimar, Vicealmirante Juan Manuel Soltau, reseñada por el portal www.zonacero.com.

En la mañana de este miércoles el buque fue remolcado con éxito al Puerto de Barranquilla, con lo cual se superó la emergencia.

Así lo afirmó el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, al poner en servicio la intersección de la carrera 53 y las obras de canalización de la corriente de agua que pasaba por esta zona del norte de la capital del Atlántico, que ejecutó la administración distrital.

El tramo vial puesto al servicio este mediodía por el alcalde Char es el de la calle 91 con carrera 53 hasta la calle 92 con carrera 51B, habilitando así completamente la vía hasta Villa Carolina, donde desembocaba el arroyo.

“Muchos no tuvieron la oportunidad de ver cómo se canalizaba este peligroso arroyo, aquí se usó una tecnología muy importante, todo se hizo por debajo, una muestra de la ingeniería local que hoy le permite a Barranquilla ponerle fin a otro arroyo, ya no sufriremos más este problema y la ciudad sigue dando ejemplo de cómo podemos salvar vidas y evitar tragedias”, anotó Char.